Aprovecha el tiempo lluvioso para buscar piedras preciosas y encuentra un diamante de 4,49 quilates

Llamó a la gema preciosa BamMam, por las iniciales de los nombres de sus dos hijos.

Un habitante de Fayetteville, Carolina del Norte, descubrió un gran diamante de 4,49 quilates en el parque estatal Crater of Diamonds, de Arkansas.

Steven McCool, quien por quinta vez viajó a Arkanzas para visitar el parque, el único lugar del mundo con verdaderos diamantes abierto al público, tuvo un golpe de suerte por las inclemencias del clima. El hombre, de 34 años, ya iba a volver a su casa, pero tras las fuertes lluvias, que crearon unas condiciones ideales para la búsqueda de gemas, decidió quedarse un día más.

McCool pasó horas tamizando tierra en el agua fría, cuando a 30 minutos del cierre del lugar, vio algo parecido a un trozo de ámbar, pero descubrió que era un diamante. El estadounidense llevó su hallazgo a los especialistas, que confirmaron su hipótesis.

“El señor McCool encontró un diamante amarillo canario de 4,49 quilates, del tamaño de un caramelo jalea, que parece tener una gran claridad. Es un diamante impresionante”, dijo Meghan Moore, superintendente asistente del parque.

Llamó a su diamante BamMam, por las iniciales de los nombres de su hijo, de 7 años, y su hija, de 5. “¿Qué es más precioso que una piedra preciosa? Mis hijos. Entonces le puse el nombre de mis hijos, que quedará con el diamante para siempre”, explicó.

McCool dice que todavía no sabe si venderá la gema o se lo quedará. “Estoy un poco sentimental. Es el primer diamante que encontré. Soy la primera persona en desenterrar esto, la primera persona en tocarlo. Es difícil entenderlo”, comentó el hombre.

BamMam es el tercer diamante más grande encontrado durante este año, mientras que más de 75 000 gemas fueron descubiertas en el parque desde el primer hallazgo, en 1906.

Fuente

Comentarios

comentarios