Bailarina de 172 kilos ha conquistado la internet

Whitney Thore es una bailarina británica que, debido al Síndrome de Ovario Poliquístico, comenzó a engordar hasta superar los 170 kilos. Thore se ha convertido en un fenómeno en las redes gracias al amor por su cuerpo y por el baile.

Esta joven bailarina comenzó a ganar peso de forma descontrolada durante su paso por la universidad. Sin saber muy bien los motivos de su insólita transformación física, se sometió a diversos análisis médicos hasta que fue diagnosticada con un síndrome de ovario poliquístico. Esos fueron los años duros para Whitney Thore, que sufrió el rechazo social debido a esos cambios hormonales.

Lo que podía haber sido la mayor de sus pesadillas se ha convertido en su forma de ganarse la vida, dando una lección a todos aquellos que se burlaban de su obesidad. Whitney protagoniza Gran-diosa, My Big Fat Fabulous Life un programa que muestra cómo es el día a día de una joven con sobrepeso.

En vez de perder los ánimos la bailarina, que había alcanzado ya los 172 kilos de peso, decidió superarse a sí misma ¿y cómo lograr sentirse cómoda de nuevo? Subiendo un video en Youtube que, efectivamente, se volvió viral en muy poco tiempo. En este corto, al que llamó explícitamente A fat girl dancing (una chica gorda bailando), demostraba a los que le juzgaban por su apariencia simplemente eso: que era capaz de moverse igual de bien que siempre a pesar de su voluminoso cuerpo. La sensual coreografía –a ritmo de Wiggle, de Jason Derulo con Snopp Dogg– dio la vuelta al mundo a inicios de 2014 y todo cambió.

Además de dedicarse al baile y protagonizar el programa, Whitney es una feminista en lucha por la aceptación corporal, habiendo creado la campaña #NoBodyShame, con la que pretende animar a la gente a aceptar sus cuerpos, sean como sean, sin ningún tipo de “vergüenza”.

FUENTE

Comentarios

comentarios