Esta joven tras la cirugía de su inusual mandíbula está IRRECONOCIBLE

La adolescente tuvo que acabar el instituto a través de Internet porque sus compañeros de clase no paraban de meterse con ella por tener una ‘mandíbula prominente’.

Lauren Whitt, de 20 años de edad y natural de Evergreen, Colorado (Estados Unidos), ha recibido recientemente una compleja operación en la mandíbula que ha corregido una serie de ‘deformaciones’ que no le permitían comer, respirar y hablar de forma óptima.

mandíbula

Su mentón estaba muy salido y la parte superior de su mandíbula estaba muy metida, por lo que el efecto que se producía en su rostro era inusual. Esto provocó que, muchos de sus compañeros de clase, la llamasen ‘fea’ o ‘bruja’ durante muchísimos años. Esto hizo mella en ella y le provocó grandes problemas de ansiedad.

mandíbula

A los 12 años, su dentista le informó de que debía operarse la mandíbula para corregir una sobremordida de nivel 3. ¿Cuál fue el problema? Pues que, sus padres, dejaron pasar el tiempo y no procedieron a reparar el problema. Con el tiempo, la sobremordida fue a peor y en 3 años ya era completamente insostenible.

mandíbula

Finalmente, hace 4 meses, pudo pasar por el quirófano, donde los cirujanos le ‘fracturaron’ ambas mandíbulas y se las volvieron a juntar con varios correctores y sistemas de sujeción para darle a la mandíbula la forma que deseaban.

Redujeron el tamaño de toda la estructura. Colocaron aparatos correctores en los dientes (los cuales tendrán que hacer su trabajo durante unos meses más) y, como puede verse en las imágenes, su ‘desmesurado’ mentón desapareció casi por completo.

mandíbula

La joven, quien estudia Derecho en la actualidad, confesaba su infelicidad: “No podía vivir esa vida ni un minuto más. Me estaba convirtiendo en una persona completamente miserable. Esperé a ser adulta para realizarme la cirugía, no quería hacerle algo tan doloroso a una niña”.

mandíbula

“Me hicieron bullying durante muchísimos años por mi aspecto. Esto, ahora, me ha dado muchísima más confianza en mí misma”.

mandíbula

El proceso fue bastante largo y, antes de la operación tuvo que llevar aparatos dentales que le fuesen ayudando a recolocar los dientes. Debido a su deformidad mandibular, estos aparatos le hacían bastante más daño que si fuese cualquier otra persona con una mandíbula ‘normal’

FUENTE

Comentarios

comentarios