Llegan las cirugías estéticas para parecerse a los filtros de Snapchat

Tal y como afirman los cirujanos, se trata de una tendencia que irá a más donde los jóvenes buscan parecerse a su filtro de Snapchat favorito a través de cirugías.

Lo cierto es que con las cirugías se puede observar hasta donde llega el extremo de las modas, el estereotipo de belleza de cada generación llevado al exceso. De hecho, los cirujanos siempre han respondido a solicitudes extremas y extravagantes para recrear partes del cuerpo de celebridades.

Sin embargo, los adolescentes de hoy son de una raza diferente, y diría que única, o más “única” que nunca. Mientras que hace una o dos décadas lucir como tu celebridad favorita (o una versión Z de ella) podría haber sido lo “normal”, hoy hay adolescentes que quieren verse como sus filtros favoritos de las redes sociales, siendo Snapchat el rey indiscutible en este sentido.

cirugías

Tal y como explica la doctora Neelam Vashi, directora del Ethnic Skin Center en el Boston Medical Center:

Esta afección la denominamos Snapchat dysmorphia, y es una nueva y preocupante parte del espectro de un trastorno generalmente llamado dismorfia corporal.

La doctora ha estado notando este patrón en los últimos años, y hace unos días publicó un artículo en la revista médica American Medical Association’s Facial Plastic Surgery donde examinaba en profundidad las causas de esta tendencia alarmante:

La gente trae fotos de ellos mismos en ciertos ángulos o con ciertos tipos de iluminación. Hace un rato me ha tocado estar viendo un conjunto de imágenes que son realmente poco realistas, y establece expectativas poco realistas para los pacientes porque están tratando de parecerse a una versión fantaseada de ellos mismos.

cirugías

Como explica la doctora en su artículo, este tipo de tendencia asociada a las aplicaciones es la búsqueda de una “perfección” inalcanzable. Al igual que la dismorfia general del cuerpo, Snapchat dysmorphia es un tipo de trastorno obsesivo-compulsivo caracterizado por una obsesión por “defectos” en la apariencia física.

A pesar de la voz de alarma entre los cirujanos y de que muchos dudan en completar este tipo de procedimientos en niños en desarrollo, la demanda de estos procedimientos por parte del paciente va en aumento.

FUENTE

Comentarios

comentarios