Por COMERSE las UÑAS casi hasta la raíz, a esta JOVEN le AMPUTARON un DEDO

Courtney Whithorn, de 20 años de edad y residente en Gold Coast, Australia, desarrolló el hábito de comerse las uñas debido al acoso del que era víctima en el colegio.

Hace 4 años, su incontrolable deseo la llevó a arrancarse las uñas casi por completo, por lo que la piel le quedó negra. La joven le confesó que se sintió avergonzada de mostrársela a su familia o a sus amigos, así que simplemente dejó pasar el tiempo.

A mediados de este año, ella acudió a un doctor para averiguar sobre lo que le pasaba a su uña y fue así como se enteró de que tenía un raro cáncer de piel conocido como melanoma subungueal lentiginoso acral.

uñas

La joven aseguró al portal que siempre fue “muy consciente” de lo negras que estaban su uña y su piel, pero se sintió tan apenada, que prefirió usar uñas postizas para evitar que los demás se dieran cuenta.

Agregó que en un primer momento acudió a su médico personal, quien la remitió con dos cirujanos. Aunque pensaron que todo se solucionaría con quitarle la uña y colocarle un injerto de piel, después de una biopsia y otros exámenes, tuvieron que amputarle el pulgar.

Para recuperarse, Courtney tuvo que suspender sus estudios en Psicología en la Universidad de Griffith. Además, desde ahora y por los próximos 5 años, la joven tendrá que  estar bajo supervisión de su cirujano.

FUENTE

Comentarios

comentarios