Le compró a su hijo un DISFRAZ de NAVIDAD sin darse cuenta de que era un JUGUETE SEXUAL

Una madre cometió un error garrafal cuando compró a su hijo, de 5 años, una oveja inflable para que acudiera a la función de Navidad del colegio sin percatarse de que en realidad se trataba de un juguete sexual.

El niño fue expulsado de la obra y enviado a su casa de nuevo.

Helen Cox, de 46 años, asegura que compró el hinchable a través de la plataforma Amazon el pasado mes de noviembre para que su hijo Alfie acudiera a la función de navidad el colegio disfrazado como un verdadero pastorcillo.

“Simplemente no puedo creerlo. ¡No sé si reír o llorar! ¿Cómo voy a explicar esto a sus maestros? “, Dijo la madre. “No tengo idea de si vieron que era un juguete sexual y por eso lo enviaron a casa. ¡Estoy mortificada!”.

La madre adquirió la oveja a través de Amazon, donde describían el producto como “traje de disfraz de oveja inflable de Labreeze para niños”. Cuando el pequeño regresó a su casa, la progenitora se dio cuenta de su error: “tenía un gran agujero en la parte inferior, junto con pestañas pintadas y labios rojos”.

El problema no acabó ahí, ya que su hijo se había encariñado con el juguete. “No puedes tener esta oveja, Alfie”, le avisó la madre. “Le dije que no parecía una oveja adecuada porque tenía bigote, lápiz de labios y un lazo en la cabeza, pero todavía quería jugar con él”. Aseguró.

disfraz

Por su parte, Amazon retiró el juguete de su página web y aseguró que el vendedor no siguió las pautas impuestas por la empresa.

FUENTE

Comentarios

comentarios