El caso de McElligott se hizo famoso tras publicarse en el Diario Médico de Nueva Inglaterra (The New England Journal of Medicine). La diferencia entre las dos mitades de su rostro era tan radical que sorprendió a los propios dermatólogos. El paciente recibió un tratamiento de protección solar, retinoides y revisiones periódicas para evitar la aparición de cáncer de piel. Esta variedad de tumor no es ninguna broma. Según datos de la Asociación Canadiense de dermatólogos, de cada 5.800 casos anuales de melanoma, 970 terminan siendo mortales.

FUENTE