Equipo de padre e hijo convierten chatarra en TRANSFORMERS

Yu Zhilin y su hijo Yu Lingyun vieron como su relación se fortaleció mediante su trabajo creando Transformers con piezas de metal.

En 2010, el agricultor Yu Zhilin y su hijo Yu Lingyun abrieron una tienda de metalurgia. Tras ver la película Transformers tuvieron una idea: construir sus propios robots con las piezas de chatarra de su taller. Han creado una colección de esculturas increíbles que a la vez les ayudó a fortalecer su relación.

El primer diseño del equipo de padre e hijo tardó un año y medio en ser construido en la tienda ubicada en la provincia china de Hunan.

“Los pintores tienen brochas, nosotros tenemos antorchas, es como el arte. Quiero derramar mi corazón en el trabajo”, dice Lingyun.

El dúo aprendió a construir sus esculturas mediante ensayos y errores. “Necesitamos usar piezas del coche para encarnar las esculturas. Nos tomó alrededor de un mes y medio construir el primer modelo. No era muy grande, de unos 2,2 metros de altura. El modelo más alto que he hecho es de 15 metros”.

Su éxito y habilidad los llevó a extender el negocio más allá de los Transformers y empezaron a crear sus propios diseños. “Los hemos creado basados en nuestra imaginación. Cada parte es una obra de arte. Estamos combinando todas esas pequeñas piezas de arte en una gran obra de arte”.

FUENTE

Comentarios

comentarios