Una equidna es atropellada por un coche, pero se salva gracias a su obesidad

Los trabajadores del santuario donde fue llevada la equidna, que tiene una apariencia similar a los erizos, afirmaron que posiblemente sea el ejemplar más gordo que jamás han visto.

Una equidna fue atropellada por un coche esta semana en el estado australiano de Tasmania, pero el mamífero, que tiene una apariencia similar a los erizos, pudo escapar de la muerte gracias a su obesidad. El animal fue llevado al Santuario de Vida Silvestre Bonorong, situado en la ciudad de Hobart, donde constataron que solo tenía un par de contusiones.

Los trabajadores del santuario no tardaron en compartir en las redes la foto de la curiosa criatura, a la que llamaron Eleonor, afirmando que posiblemente sea el ejemplar más gordo que jamás han visto.

“Esta bella dama fue atropellada por un automóvil, ¡pero afortunadamente solo tuvo un par de contusiones menores! ¡Qué hermosa es ella!”, escribieron en Facebook, señalando que en la foto el animal está sedado y que posteriormente Eleonor fue liberada.

La publicación acumuló más de 7 mil me gusta, además de miles de comentarios, donde los internautas mostraron su sorpresa al ver al animal y algunos, bromeando, se compararon con él. 

“¡Tú solo mira a esa chica!”, dijo un usuario, acompañando el escrito con un emoticono de corazón.

“Esa soy yo después de saltarme el gimnasio esta semana”, dice otra.

“Yo sentado en la oficina durante mi almuerzo”, comentó otro internauta.

Fuente

Comentarios

comentarios