Deslizarse por una ESCALERA ELÉCTRICA con una BORRACHERA no es una BUENA IDEA

Un ejemplo más de lo mal que puede acabar una borrachera.

Una noche de borrachera puede acabar mal para cualquiera, pero para este joven, no solo acabó en una resaca, sino también, en un gran dolor corporal y el volverse viral después de que sus amigos lo filmaran deslizándose por unas escaleras eléctricas.

Freddie Andrews, un joven de 22 años del poblado de Tonbridge, en el condado Kent, Inglaterra, se dirigió a un bar con sus amigos tras ver los Campeonatos Mundiales PDC en el Palacio Alexandra, donde comenzaron a jugar a los dardos y apostando con bebidas.

Después de unos juegos, Andrews terminó totalmente ebrio y se dirigió, vestido con su uniforme de fútbol, a una de las estaciones del metro. Decidió, a manera de broma, saltar al canal metálico entre las escaleras, deslizándose unos 12 metros hacia abajo.

Todo salió mal desde el principio, pues de inmediato, golpeó sus partes privadas con uno de los botones de parada de emergencia, después continuó deslizándose sin detenerse hasta chocar con un letrero metálico, lo que lo lanzó a las escaleras contrarias justo en los pies de un sorprendido usuario del metro.

Su “travesura” quedó grabada por sus amigos y subida a Twitter, donde el video ha alcanzado casi los 19 millones de visualizaciones. Sobre Andrews, dijo que no había sentido dolor por lo ebrio que estaba, pero que, al día siguiente, no podía moverse del dolor.

Su familia le dijo que lo que hizo fue estúpido, pero, después de calmarse, encontraron el momento bastante cómico.

FUENTE

Comentarios

comentarios