El lince rojo estadounidense (Lynx rufus) no es un animal peligroso para los seres humanos, pero puede comportarse de manera muy agresiva si se ve acorralado o, como en este caso, si está enfermo. Su peso tiene suele oscilar entre los 5,9 y los 10,8 kg, aunque algunos ejemplares pueden llegar a pesar hasta 18. Por fortuna para la señora Philips, el que la atacó estaba flaco y probablemente debilitado por la enfermedad.

FUENTE