Gato llega a su casa con gafas de natación y nadie sabe dónde se las saca

La dueña dice que no hay una piscina cerca y ninguno de los vecinos ha perdido sus gafas.

El gato de Sally Bell, residente de la ciudad británica de Brístol, tiene un nuevo hábito que sorprendió bastante a su dueña.  El gato, llamado Avery, empezó a llevar a su casa gafas de natación, en vez de los pájaros o ratones de antaño.

Durante las últimas 3 semanas ya ha llevado ocho ejemplares de gafas, y eso que la casa de su dueña no se ubica cerca de ninguna piscina. Sally Bell no sabe si son de una casa vecina o de diferentes. Bell intentó buscar en las redes sociales a quién pertenecían las gafas, pero en respuesta “la gente se ríe simplemente” y nadie llegó a decir si han perdido sus gafas, lamenta la mujer.

La británica asegura que solo quiere devolver los objetos a sus dueños, agregando que las gafas son de niños y que no quiere que ningún pequeño “tenga problemas” por haberlas perdido.

Fuente

Comentarios

comentarios