Hallan en un río de Moscú un mensaje en una botella lanzada al mar por una niña en España

La protagonista de esta fascinante historia es una pequeña británica de 4 años. “Si encuentras esta foto, por favor responde con el nombre de tu país y una imagen”, rezaba el mensaje de la carta.

Un mensaje en una botella lanzada al mar por una niña británica de 4 años desde la costa mediterránea de España acabó nada más y nada menos que en las aguas del principal río de Moscú, tras recorrer miles de kilómetros de distancia.

“Hola, mi nombre es Taylor Powell. Tengo 4 años y estoy de vacaciones en España con mi papá. Si encuentras esta foto, por favor responde con el nombre de tu país y una imagen”, escribió la pequeña en una nota que colocó en la botella junto a una fotografía mientras descansaba con su padre el pasado 19 de mayo en Santa Susanna, al norte de Barcelona.

Tras viajar a la deriva por varios mares, el objeto apareció flotando en las aguas del río Moscova, que atraviesa la capital rusa. Y allí fue encontrado por Alex y Sasha, una pareja residente en la ciudad, aunque no se precisa la fecha exacta en que ello sucedió.

Los moscovitas respondieron a la remitente —oriunda de Weston-super-Mare en el condado inglés de Somerset, Reino Unido— enviándole una foto de la misiva original y explicándole dónde fue hallado el mensaje.

Ritchie Powell, el padre de la pequeña, describió el momento de la grata sorpresa de su hija cuando esta recibió la noticia. “Cuando le dije a Taylor que alguien ha contestado el mensaje, su cara se iluminó completamente. Ella estaba muy feliz”, manifestó el hombre.

En cuanto al posible recorrido que hizo la botella, desde el Centro Nacional de Oceanografía sugirieron que probablemente hubiera dado la vuelta a la península ibérica pasando frente a las costas portuguesas y la bahía de Vizcaya para luego dirigirse al norte, rodeando Irlanda y luego las escocesas islas Shetland.

Finalmente, el mensaje debió de cruzar el mar del Norte y desde allí llegar a Rusia pasando antes por el Báltico, aunque bien pudo haber transitado por aguas aún más septentrionales, cambiando de rumbo al norte de Noruega.

FUENTE

Comentarios

comentarios