Hallan más de 600 botellas de cerveza de 130 años, pero no aconsejan probarlas

Las botellas, que estaban cuidadosamente apiladas bajo la escalera de una bodega del siglo XIX, contenían un líquido tóxico con peligrosas concentraciones de plomo.

En la ciudad británica de Leeds, en el norte de Inglaterra, los arqueólogos encontraron más de 600 botellas de cerveza en una antigua cervecería victoriana. Las botellas se descubrieron bajo los vestigios de lo que había sido la posada Scarborough Castle Inn, en el sótano de la antigua fábrica de cerveza Tetley’s, informa The Drinks Business. 

Muchas de las botellas, que probablemente datan de la década de 1880, todavía contenían líquido. El hallazgo se produjo en febrero de este año, y en principio se asumió que el líquido era cerveza de jengibre, una bebida que no tiene alcohol, pero el análisis demostró que era cerveza real. Sin embargo, los especialistas desaconsejan ni siquiera intentar probarla, ya que, aparte del alcohol, las botellas centenarias también contenían niveles peligrosos de plomo.

La concentración de plomo era de 0,13 mg/l, muy por encima del nivel máximo aceptable de 0,01 mg/l establecido por la Organización Mundial de la Salud.

Se presume que esta anomalía podría deberse al agua que se usó en la producción de la cerveza, proveniente de las tuberías de plomo que eran comunes en Inglaterra durante la época victoriana.

Mientras tanto, la empresa que lleva a cabo las obras de construcción en la zona donde se descubrió el curioso hallazgo tiene planes de conservar la colección de botellas para que en el futuro forme parte del sitio renovado de la antigua fábrica de cerveza Tetley’s.

Fuente

Comentarios

comentarios