La insólita historia detrás de la foto de Hitler y la niña JUDÍA

Una fotografía de Adolf Hitler le está dando la vuelta al mundo y está dejando a todos sorprendidos. ¿La razón? Aparece abrazando felizmente a una niña que es de origen judío. 

El hombre que se convirtió en el Führer de Alemania y que fue responsable de la muerte de más de seis millones de judíos, aparece en una fotografía tomada en 1933 con una niña llamada Rosa Bernile Nienau, una pequeña que, según explica BBC, es judía.

Hitler

La fotografía que ahora se subasta por 11 mil 520 dólares, fue tomada por Heinrich Hoffmann, de acuerdo a la agencia Alexander Historical Auctions, ubicada en Maryland.

“La foto firmada es una pieza nunca antes vista por el público. Hitler fue fotografiado a menudo con niños con fines propagandísticos. Lo sorprendente de esta foto es que parece que tenía una afinidad genuina con la pequeña“, comentó el subastador de la pieza, Bill Panagopulos, a DailyMail.

Pero, ¿cómo fue que esto sucedió?

Una coincidencia de la vida fue lo que al parecer unió al máximo dirigente de la Alemania nazi a la pequeña Rosa Bernile, y es que ambos cumplían años el 20 de abril.

De acuerdo al sitio oficial que está subastando la fotografía, todo se remonta a 1933, en el cumpleaños número 44 de Hitler. Rosa Bernile y su madre Karoline se unieron a la multitud que se encontraba afuera de la residencia Berghof, del dirigente alemán, ubicada en Los Alpes.

La gente se encontraba celebrando a Hitler y cuando éste vio a la pequeña Rosa y se enteró que también cumplía años, se cree que la invitó a pasar a la casa, donde supuestamente se tomaron las fotografías.

Tiempo después se descubrió que Karoline era judía, lo que en automático en mirada de los nazis hacía a Rosa también judía. Sin embargo, esto no impidió que Hitler continuara su amistad con la pequeña, quien más tarde comenzó a enviarle cartas al presidente de Alemania.

Hitler

Pese a que la relación parecía de lo más sana, aun con el contexto, el secretario privado de Adolf Hitler, Martin Bormann, le comentó al Führer que no podría continuar más con esa relación.

El fotógrafo que capturó los momentos entre Hilter y Rosa, publicó la imagen en un libro de 1955 y lo acompañó de la siguiente leyenda: “El amor de Hitler: le encantaba verla en Berghof hasta que algún entrometido descubrió que ella no era de ascendencia aria”.

Justo un año después de que Bormann le dijo a Hitler que debía romper su relación, comenzó la Segunda Guerra Mundial, que arrasó con la vida de seis millones de judíos, entre ellos, Rosa, quien murió de Polio a la edad de 17 años.

FUENTE

Comentarios

comentarios