HULK ruso que se INYECTÓ los BÍCEPS ahora podría PERDER los BRAZOS

Con el fin de convertirse en una celebridad en redes sociales, Kiril Tereshin, el Hulk ruso, comenzó a inyectarse una mezcla casera de aceite de oliva, alcohol bencílico y lidocaína, para hacer crecer el diámetro de sus brazos.

El Hulk ruso, con el tiempo, a visto que la piel de sus brazos se ha tornando roja y comenzó a sentir dolores insoportables, al punto que tuvo que ir al médico, quien le dijo que si la crítica condición de sus brazos infectados no mejoraba, tendría que amputárselos.

En fotografías compartidas por Tereshin en la red social rusa VKontakte, se nota cómo en algún momento el diámetro de sus bíceps llega a ser de 60 centímetros, lo cual queda en total desproporción con el resto del cuerpo que es el de un muchacho flacucho de 21 años de edad.

Hulk ruso

Por otra parte, él no solo teme perder sus brazos sino que además teme por su vida: “mis brazos se me inflamaron dos veces y afectaron todo mi cuerpo. Tengo mucho dolor y mi madre está llorando”, dijo el joven, quien remata: “todo lo que me queda es confiar en Dios. Me quedaré en cama y le pediré a Él”.

Durante su loca aventura de inyectarse, el joven utilizó 6 litros de la sustancia mezclada por él.

Tereshin dice, citado por el mismo medio, que no es que él tenga un problema mental al hacerle esto a su cuerpo, sino que simplemente deseaba ser millonario y no tener que regresar a su empleo anterior.

FUENTE

Comentarios

comentarios