La SELFITIS existe y te contamos ¿QUÉ ES?

Mediante una prueba es posible determinar si se sufre de selfitis.

En estos tiempos modernos, las personas pueden llevar consigo una cámara fotográfica siempre a la mano gracias a los teléfonos inteligentes. Por lo general, para tomarse un selfi y compartirlo en las redes sociales.

Sin embargo, el dedicar mucho tiempo a esta actividad, ha sido finalmente diagnosticada como una condición mental genuina bajo el nombre de selfitis, y los psicólogos advierten que quienes se sienten obligados a publicar constantes fotos de sí mismos en medios sociales, necesitan buscar ayuda.

El término fue usado por primera vez en el 2014 dentro de una noticia que resultó falsa, sugiriendo que la Asociación Psiquiátrica Estadounidense estaba considerando clasificarlo como un trastorno.

A raíz de esta falsa nota, los investigadores de la Universidad de Nottingham Trent y la Escuela de Administración Thiagarajar en la India decidieron investigar qué tanta verdad había en esto y ahora, 4 años después, se confirma que la selfitis existe.

selfitis

Los expertos descubrieron que quienes sufren de este trastorno, son personas que buscan atención, a menudo son carentes de confianza en sí mismos, esperan mejorar su posición social y sentirse parte de un grupo al publicar constantemente imágenes de sí mismos.

El Dr. Janarthanan Balakrishnan, investigador asociado del Departamento de Psicología de Nottingham Trent, dijo: “típicamente, los que tienen la afección sufren de falta de confianza en sí mismos y están tratando de encajar’ con los que les rodean, y pueden presentar síntomas similares a los de otros comportamientos potencialmente adictivos”.

Para llegar a esta conclusión, se desarrolló un gran número de grupos focales con 200 participantes cada uno. Esta investigación se realizó en la India debido a que ese país cuenta con el mayor número de usuarios de Facebook y también es el país con más muertes registradas a consecuencia de accidentes relacionados con los selfis.

selfitis

Finalmente, la selfitis ha sido clasificada en 3 niveles en una escala que va de 1 a 100 puntos:

1.- Límite

Tomar fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día, pero no publicarlas en medios sociales.

2.- Agudo

Tomar fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día y publicarlas en medios sociales.

3.- Crónica

Impulso incontrolable de tomar fotos de uno mismo las 24 horas del día y publicar las fotos en medios sociales más de seis veces al día.

selfitis

Para determinar en qué nivel se encuentra una persona, se elaboró la siguiente prueba. Usando las siguientes declaraciones, califíquelas de 1 a 5, donde 5 está totalmente de acuerdo, y 1 está muy en desacuerdo, cuanto más alto sea su puntaje, mayor será la probabilidad de que usted sufra de selfitis.

Tomarme un selfi me da una buena sensación para disfrutar mejor de mi entorno.

Compartir mi identidad crea una sana competencia con mis amigos y colegas.

Gano una enorme atención compartiendo mi identidad en los medios sociales.

Soy capaz de reducir mi nivel de estrés al tomar selfis.

Me siento seguro cuando tomo un selfi.

Gano más aceptación entre mi grupo de compañeros cuando me retrato y comparto las fotografías en las redes sociales.

Soy capaz de expresarme más en mi entorno a través de mí mismo.

Tomar selfis en diferentes poses ayuda a aumentar mi estatus social.

Me siento más popular cuando me coloco en los medios sociales.

Tomar más selfis mejora mi humor y me hace sentir feliz.

Me vuelvo más positivo sobre mí mismo cuando me tomo un selfi.

Me convierto en un miembro fuerte de mi grupo de compañeros a través de publicaciones con selfis.

Tomarme selfis proporciona mejores recuerdos sobre la ocasión y la experiencia.

Publico con frecuencia para obtener más “me gusta” y comentarios en las redes sociales.

Publicando selfis, espero que mis amigos me evalúen.

Tomarme selfis modifica instantáneamente mi estado de ánimo.

Me tomo más selfis y las miro en privado para aumentar mi confianza.

Cuando no me tomo un selfi, me siento separado de mi grupo de compañeros.

Me tomo selfis como trofeos para futuros recuerdos.

Utilizo las herramientas de edición de fotos para mejorar mi selfi para lucir mejor que los demás.

selfitis

Otros trastornos de salud mental relacionados con la tecnología que se han identificado en los últimos años incluyen la nomofobia, el temor a no estar cerca de un teléfono móvil; la tecnoferencia, la constante intrusión de la tecnología en la vida cotidiana y la cibercondría, que hace que una persona se sienta enferma después de buscar en internet los síntomas de una enfermedad.

FUENTE

Comentarios

comentarios