Ladrón quedó ATASCADO en CHIMENEA y tuvo que LLAMAR a la POLICÍA

El delincuente, de 22 años, quedó atrapado en una chimenea cuando intentaba entrar a una farmacia, en la ciudad de Lancefield. El hombre quedó cubierto de hollín.

En un principio, los habitantes de la zona llamaron a la policía cuando escucharon que se disparó una alarma. Poco después, las autoridades recibieron una llamada del bandido, quien les dijo que necesitaba ayuda porque se había quedado atascado en una chimenea.

Al llegar al lugar de los hechos, los uniformados revisaron al ladrón para saber si estaba herido y, tras descartar que estuviera lesionado, lo trasladaron a una estación de policía para interrogarlo, agregó el portal australiano.

chimenea

Aunque el delincuente manifestó que solo intentaba tomar unas fotos desde el techo de la farmacia y que su intención no era hurtar, la policía lo acusó de robo. El hombre tendrá que comparecer ante la justicia el próximo 4 de febrero.

Esta no es la primera vez que un ladrón se queda atascado mientras delinquía. En septiembre de este año, por ejemplo, un delincuente en Argentina quedó atrapado en la chimenea de una casa cuando huía de la policía.

Además, el año pasado, otro bandido en Francia se atascó en una ventana al tratar de escapar, por lo que las autoridades no tuvieron que hacer mucho esfuerzo para capturarlo.

FUENTE

Comentarios

comentarios