Este ladrón es tan flaco que se escapó de prisión atravesando los barrotes de la celda

Jorge Mantilla, alías el Coco, se escapó de una cárcel boliviana aprovechando “su constitución física” y que su custodio no lo vigilaba.

El hombre que se escapó de la ley fue recapturado en un operativo que se llevó a cabo en una zona popular de La Paz mientras intentaba salir del país rumbo a Perú, aseguró el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

La primera detención del Coco se había efectuado la semana pasada, después de que la policía lo reconociera en un video de una cámara de seguridad que circuló por las redes sociales. Allí se observaba a un ladrón ingresando hábilmente a una casa del barrio paceño de Villa Fátima.

Las imágenes también mostraban que el delincuente ingresó con relativa calma a la vivienda y que analizó las cosas que debía robar. Los dueños del inmueble no se encontraban en ese momento.

A Mantilla se le conoce en el bajo mundo como el “ladrón de Villa Fátima” debido a que esa zona de La Paz es el foco principal en el que se le atribuye su actividad delictiva.

Bustillos recordó que, además de hurtar en Villa Fátima, el Coco “tenía antecedentes” de robos en otras zonas de la ciudad y que cuando fue detenido portaba varios objetos “para poder violentar puertas y cerraduras”.

FUENTE

Comentarios

comentarios