Las playas más raras del mundo

Por sí mismas las playas tienen ya un encanto especial para aquel que las visita.

Playas

El oleaje del mar, la arena y el sol hacen la combinación perfecta para descansar y admirar un paisaje de vida y tranquilidad. Sin embargo, existen costas con características especiales que las convierten en lugares extraños y hermosos a la vez. Imperdibles para aquellos que gustan de paisajes exóticos.

 

Isla de las Marietas

Playas

La playa escondida de las Marietas es un lugar al que solo se puede llegar nadando por una especie de túnel submarino. Rodeados de un muro de roca, el agua cristalina y el claro color de la arena se vuelven un espacio privado desde donde además de poder relajarte por unos momentos, también puedes ver la vida marina y de miles de aves. Dónde: México, Nayarit.

Vaadhoo

Playas

El mar de estrellas es un espectáculo que se observa por la noche, cuando el plancton que habita ahí hace contacto con el oxígeno por el movimiento de las olas. Es entonces cuando el agua empieza a iluminarse con pequeñas luces azules que recuerdan a aquellas que se ven en el cielo. Sin duda es uno de los fenómenos naturales más bonitos e inolvidables. Dónde: Islas Maldivas, República de Maldivas

 

Playa de las catedrales

Playas

Debe su nombre a los acantilados que se formaron hace miles de años por la erosión de piedras a causa de las olas. Es mejor y más fácil recorrerla durante la marea baja para poder admirar mejor sus grutas, cuevas, pasillos y arcos. Dónde: Ribadeo, Galicia.

 

Isla Harbour

Playas

Con siete kilómetros de playa y arena, este lugar es famoso también por sus aguas cristalinas que están en sintonía con los tonos rosa pastel del suelo. El color es provocado por pequeños corales rojos que se han erosionado poco a poco a lo largo del tiempo, creando este paraíso. Dónde: Isla Harbour, Bahamas.

Playa Vík

Playas

A pesar del frío clima, la playa Vík es uno de los lugares más bonitos del mundo. Al final de la costa están tres trolls gigantes, quienes según la mitología escandinava se convirtieron en piedra después de ver la luz del sol. Además, la arena tiene un color negro intenso que provoca que este destino se torne un poco más místico. Dónde: Vík í Mýrdal, Islandia.

Fuente

Comentarios

comentarios