Pero cuando el rey de la selva comenzaba a mostrarse cansado, Tatu, otro león joven macho, irrumpe en la escena y carga contra la jauría, quienes ahora sí, huyen del lugar. Al final ambos leones se muestran descansando en el pasto. Como señala el veterano divulgador y presentador, “incluso para 20 hienas, un par de leones machos es demasiado para ellas”.

FUENTE