Madre e hija, con 30 años de diferencia, son tan parecidas que sus esposos las confunden

Se trata de las estadounidenses Dawn, de 60 años, y Cher Hubsher, de 30, cuyo parecido físico es tan impresionante, que muchos creen que son hermanas gemelas.

“Una vez, mi madre y yo vestíamos el mismo traje de color. Como ambas tenemos el pelo largo y oscuro, nos vemos similares desde atrás. Mi esposo se acercó a mi madre y le dio una palmada en el trasero pensando que era yo”, contó Cher, que vive en Nueva York y tiene un hijo de un año.

Desde siempre han tenido semejanzas, pero desde la adolescencia de Cher fue que las personas que las veían juntas empezaron a pensar que eran hermanas, relata el mismo medio.

“Todos los chicos con los que he salido siempre decían: ‘sé cómo te verás en 30 años’, y estaban felices de ver que no cambiaría mucho… La gente nos confunde con hermanas todo el tiempo. Una vez, una amiga de mi madre estaba hablando con ella pensando que era yo”, agregó Cher.

La mujer de 30 años contó que cuando tenía 15 años la gente le empezó a decir que era igual a su madre. Al principio, dice, no le gustaba mucho esa idea y quería que su mamá se viera como una “mamá típica”, pero que con el paso del tiempo, empezó a disfrutar de ese parecido.

“Como mi madre parecía tan joven y actuaba como tal, también nos hicimos amigas e incluso vino a mi despedida de soltera”, indicó Cher.

Dawn Hubsher, que vive en Florida, está encantada con que la mayoría de personas digan que pareciera la hermana gemela de su hija, 30 años menor.

“La gente suele suponer que estoy en los 30, lo cual es un gran cumplido. Cuando Cher era más joven, la gente siempre decía: ‘¿Concebiste a Cher sola?’, porque tiene toda mi composición genética. Tener una hija me ayuda a mantenerme joven porque Cher me mantiene al día con las últimas tendencias y estilos”, dijo Dawn.

Las Hubsher se han vuelto famosas en redes sociales, tanto que escribieron un libro sobre su relación como madre e hija y el año pasado hicieron parte de un reality en Estados Unidos.

“Tener a tu hija como tu mejor amiga es realmente maravilloso porque sabes que siempre tendrás de corazón los mejores intereses del otro. Verse igual es solo un divertido bono”, finalizó Dawn en el Daily Mail.

Fuente

Comentarios

comentarios