Probablemente sea la primera y última vez que trata de hacerse una sesión de fotos de este tipo. “Los médicos creen que todavía tengo trozos de dientes de tiburón en el brazo y que siempre tendré una cicatriz”, dijo Zarutskie, quien se muestra preocupada porque la herida afecte su floreciente carrera como modelo en la red social. “De todas formas, soy muy afortunada de tener todavía mi brazo y mi vida”, agregó la joven.