Moderno “vampiro” dice que toma sangre humana de supuestos voluntarios

El vampiro es Andreas Bathory, un hombre de Rumania que habita en el Castillo de Bran, una fortaleza medieval en Transilvania donde se supone que vivió Drácula.

Andreas cree que los vampiros no son solo un cuento de ficción, sino que “de hecho, caminan entre nosotros”. Él está tan convencido de esto, que incluso, dice él, a veces duerme en un ataúd para “conectarse con las almas de los muertos”.

Citado por el diario inglés, el hombre manifestó que su vida cambió gracias a una revelación en un sueño. Supuestamente, la figura de Vlad Drăculea, un guerrero con gusto por la sangre y por salvajes castigos contra sus enemigos, se le apareció una noche y le pidió expandir su mensaje:

“Hace cuatro años, vino a mí en mis sueños. Estaba en una cámara oscura y me llamaba mi hijo. No creo que sea su descendiente, pero sí me eligió para transmitir su mensaje y sus tradiciones a las nuevas generaciones”.

Actualmente, Andreas es el líder electo del Ordo Dracul, un grupo que dice haberse formado cuando asesinaron a Drácula, en 1476. Según el relato del hombre, los miembros de esta comunidad no beben sangre a la fuerza, sino que tienen varios donantes a los que llaman cisnes negros.

Andreas aseguró que hay tantos voluntarios que les ofrecen su sangre a quién sea vampiro, que estos ni siquiera tienen que salir a buscarlos.

Añadió que si bien hay algunos riesgos para la salud de tomar sangre humana, él y su comunidad tratan de que la transferencia sea lo más segura posible.

Estas son algunas fotos de Andreas, quien en su vida cotidiana se desempeña como diseñador de moda:

FUENTE

Comentarios

comentarios