La nariz de esta mujer no para de CRECER

Tal vez la palabra rinofima no te diga nada.

Pues bien, tiene que ver con un problema que sufren algunas personas cuando su nariz no para de crecer.

Hace años se pensaba que aparecía por un consumo excesivo de alcohol, esto a día de hoy está completamente descartado. Por ahora se desconoce el origen, aunque por suerte hay tratamiento para esta enfermedad que afecta la nariz.

Pamela es una mujer que sufría de rinofima, su nariz no paraba de crecer, llegó a tener un tamaño considerable. Entre los síntomas encontramos que la nariz puede tener forma de bulbo, además los poros se dilatan y la piel presenta una aspecto enrojecido, en algunos casos amarillento. La rinofima se puede diagnosticar realizando una biopsia de piel. 

Hasta ahora, ella se escondía detrás de su pelo para ocultar la rinofima, ahora está entusiasmada con el cambio. La transformación salta a la vista, sin duda la doctora Zedlitz ha realizado un gran trabajo. Gracias a la cirugía su nariz no solo ha cambiado de forma y es más pequeña, también ha parado de crecer.

FUENTE