Cinco cosas que no sabías de Chernóbil

Con la llegada de la nueva miniserie sobre el accidente de Chernóbil en 1986, la curiosidad de muchos despierta para descubrir las causas de este increíble hecho.

El portal Live Science, creó una lista de cinco cosas que no sabías sobre Chernóbil para aquellos que desean saber más sobre el misterio que rodea a Prípiat.

1.- Parecido a Hiroshima

Alrededor de 30 mil personas se encontraban cerca del reactor de Chernóbil cuando explotó en Abril de 1986. Aquellos que se expusieron a la radiación se piensa que recibieron 45 rem (dosis con la que se miden las unidades de radiación) aproximadamente, que es la dosis que recibieron los sobrevivientes de Hiroshima en 1945 después de la explosión nuclear.

La cantidad mínima a la cual se expone el ser humano anualmente es de 2.00 mSv. Aunque 45 rem no es suficiente para producir enfermedades, sí incrementa el riesgo de muertes por cáncer en un 1.8 %.

En casos extremos, la exposición a la radiación en una dosis de 500 mSv, puede causar la muerte en 5 horas. Sin embargo, en el momento de la explosión en Chernóbil existieron áreas en donde las personas se expusieron a dicha dosis en menos de un minuto.

2.- El mayor daño ocurrió en pocas semanas

La explosión inicial aunque impactante, no fue lo peor. El verdadero daño ocurrió las primeras semanas luego del accidente. Se puede observar la radiación como fragmentos que vuelan por todas a partes cuando el núcleo explota, como un papel de burbujas. Cada núcleo puede explotar y liberar radiación solo una vez, explicaron los expertos. 

Solo 15 minutos después de la explosión de Chernóbil “la radioactividad descendió a un cuarto de su valor inicial, después de un día pasó a uno y medio, y luego de tres meses bajó a menos de 1%”, explicó el portal Live Science.

“Pero todavía hay residuos, incluso hoy”, indicó Richard Muller, profesor de física de la Universidad de California. “La mayor parte de la radiación literalmente subió en el humo, y solo la radiación que se encontraba en el suelo afectó a la población”.

Chernóbil

3.- Decenas de bomberos murieron                                           

La explosión de Chernóbil no solo liberó mucha radiación, también inició un incendio en la planta. Los bomberos que se adentraron en la sede para detener las llamas se expusieron a enormes niveles de radiación y decenas de ellos murieron de contaminación por radiación.

Como se mencionó anteriormente, la cantidad mínima de radiación a la que se expone el ser humano anualmente es de 2.00 mSv. Una persona que se expone a 100 rem aún es capaz de sobrevivir sin notar la presencia de la radiación en su cuerpo gracias a que su organismo puede reparar el daño sin enfermar a la persona.

Sin embargo, una persona que se expone a 300 rem tiene una buena posibilidad de morir a menos de que se someta a tratamiento inmediatamente o a una transfusión de sangre, según mencionó Muller.

Los bomberos se expusieron a 1 billón de gammas cada uno.

4.- No había una estructura de contención

Las plantas nucleares suelen contar con altos sistemas de seguridad en casos de emergencias como estas. En el caso de Chernóbil, ellos no contaban con importantes medidas de seguridad como una estructura de contención.

Una estructura de contención, de acuerdo al U. S. Nuclear Regulatory Commission, es una carcasa hermética para los gases que rodean a un reactor nuclear. Ésta cubierta, que generalmente tiene forma de cúpula y está hecha de concreto reforzado con acero, está diseñada para confinar productos de fisión que pueden liberarse a la atmosfera durante un accidente.

Los expertos como Richard Muller señalan que de haber existido un edificio de contención el accidente podría no haber causado tantas muertes.

5.- Existe vida salvaje presente actualmente en zona

Luego de la explosión, el área de Chernóbil fue evacuada, y una vez que los humanos se fueron, los animales tomaron su lugar.

Un estudio en el 2015, según Live Science, reveló que el número de alces, corzos, ciervos y jabalís viviendo en la zona es similar a la población que se encuentra fuera del área contaminada.  

“Esto no significa que la radiación no afecte la vida salvaje, solo que los efectos para el hábitat humana, que incluyen cazar, ganadería y tala de árboles, es mucho peor”, mencionó Jim Smith, el coordinador del estudio y profesor de ciencias del medio ambiente en la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido.

Sin embargo, los expertos indicaron que los niveles de vida salvaje en Chernóbil son menores que los que se encuentran en zonas protegidas de Europa, lo que indica que la radiación continúa afectando el área.

FUENTE

Comentarios

comentarios