Oso polar intenta COMER a un BEBÉ en un zoológico

Un oso polar intentó comerse a un bebé de apenas un año.

Aunque muchas veces nos quejamos de los fosos de los animales del zoológico, de su peligrosidad para el ser humano y la posibilidad de caer en ellos, en otras ocasiones nos pueden salvar la vida. El cristal que evitó que un niño fuera devorado por un león en China, ahora ha evitado lo propio a otro pequeño despistado, esta vez le salva de un oso polar.

Gracias a la seguridad del cristal del tanque donde el oso polar habitaba, la escena quedó en una mera anécdota. En el video se puede ver cómo el oso abre la boca en su segundo intento por acabar con la vida del pequeño, y es ahí cuando los padres retiran al bebé del cristal, por si acaso.

En un momento dado, la madre del pequeño dice: “solo quiere jugar. Al parecer, en días calurosos como el del video, los osos polares suelen tener mucha más actividad que en otra época del año. Este oso en particular pesaba cerca de 550 kg y su presentación al público se adelantó unas semanas antes de acabar su cuarentena al haber sido trasladado desde el zoológico de St. Louis a este.

FUENTE

Comentarios

comentarios