Pareja vive en el bosque tras quedarse sin casa

Se alejaron de las áreas urbanas para no contagiarse, pero aún tienen que caminar a la ciudad para conseguir comida y otros productos necesarios.

Una pareja británica se ha quedado en la calle en medio de la pandemia por coronavirus. Ashley Khan, de 37 años, y su pareja Katie Bland, de 26, vivían hasta hace poco en una casa compartida en la ciudad de Bolton, pero con la llegada de la pandemia Khan perdió su trabajo y se quedaron sin la posibilidad de pagar la renta.

Entregaban el alquiler en efectivo, y no pudieron acogerse al programa del Gobierno iniciado para evitar que los ciudadanos pierdan sus viviendas. Bland ha tenido dificultades para encontrar trabajo por problemas de salud.

Decidieron irse a áreas rurales para minimizar el riesgo de contagiarse con el coronavirus. Compraron una tienda de campaña con el resto de sus ahorros y se instalaron en un bosque cerca de la aldea de Rivington.

Sin embargo, aún existe la probabilidad de contagio, porque los jóvenes tienen que caminar una distancia de unos 13 kilómetros a Bolton para conseguir comida y otros productos necesarios.

“Estuve enferma durante unas cuatro semanas recientemente. No estoy segura si fue la misma cosa [coronavirus], pero tuve fiebre y náuseas, y el pecho me dolía”, confiesa Bland.

Khan y Bland caminan hasta Bolton para recibir comida de las organizaciones de caridad como Homeless Aid UK. Además, mientras estaban fuera alguien rajó la tienda y robó casi toda la ropa de Bland, y desde este momento decidieron llevar lo que les quedó con ellos cada vez que van a la ciudad.

Distintas organizaciones sociales trabajan para prestar ayuda a quienes duermen en la calle y facilitarles comida y otros suministros. Sin embargo, durante la crisis del coronavirus se ha complicado la labor de estas entidades debido al aumento de solicitantes de auxilio que han recibido.

Fuente

Comentarios

comentarios