¿Cómo usar la PASTA DENTAL como una PRUEBA de EMBARAZO?

La ciencia niega la efectividad de la pasta dental como prueba de embarazo, pero la popularidad de este método no hace más que crecer.

Seguramente cualquier persona sexualmente activa se haya enfrentando en alguna ocasión al temor de un embarazo no deseado (o, por el contrario, a la esperanza de convertirse en padres). Por este motivo, las pruebas de embarazo se han convertido en una herramienta de lo más recurrente. A veces, la duda llega en el momento más inesperado, sin una farmacia cerca. Ante un imprevisto así, te convendrá conocer este pequeño truco.

Hablamos de la utilización de la pasta dental a modo de prueba de embarazo. Evidentemente no es un método cuya eficacia esté probada, pero sus creadores afirman que puede sacarnos de un apuro cuando no hay otra opción a mano. Para poder llevar a cabo este experimento necesitaremos, además de pasta dental, un recipiente esterilizado, una cuchara desechable y una muestra de orina tomada a primera hora de la mañana.

pasta dental

Primero debemos colocar un poco de pasta dental blanca en el vasito esterilizado. Después verteremos en el mismo recipiente la muestra de orina y mezclaremos. La dejaremos reposar un par de minutos y observaremos lo que ocurre: si la pasta adquiere un tono azulado o aparece una especie de espuma, estarías embarazada.

Pese a la creciente popularidad de este método, la ciencia niega su efectividad. El cambio de color no suele producirse, incluso aunque sí estés embarazada, mientras que la espuma aparece en la mayoría de casos debido al contacto entre la acidez de la orina y la alcalinidad del dentífrico.

FUENTE

Comentarios

comentarios