¿El conjuro más difícil que ha tenido que aprender? Curiosamente, ha sido el conjuro para coger cosas cuando se las tiras. Pero no pasa nada. Remus sigue siendo un muy buen perro.

FUENTE