Un pescador LUCHA contra dos tiburones para proteger su captura

El pescador se encontraba en La Isla de Ascensión está ubicada en el océano Atlántico, cuando estuvo a punto de morir devorado por un par de tiburones.

El hombre viajó junto a sus compañeros a la isla luego de un largo recorrido desde Nueva Zelanda, con la intención de pescar bajo el agua. Fue ahí, cuando el pescador de esta historia, descendió sólo a las aguas del mar y capturó un atún aleta amarilla, sin darse cuenta que había dos cazadores tras la misma presa.

Se trataba de dos tiburones, que comienzan a tratar de arrebatarle el pez en un principio, pero, mientras el buzo trata de recuperar el atún, los escualos empiezan a atacarlo también a él, mientras emerge a la superficie para pedir ayuda a sus amigos, quienes se encontraban en un bote cercano.

Mientras intentaba recuperar su pesca, el sujeto poco a poco se enreda con la cuerda de pescar, lo que le dificulta moverse en el agua y defenderse. Al principio, se dedica a empujar y golpear a los tiburones, pero, conforme pasan los segundos, éstos se ponen más agresivos, así que el buzo decide usar su cuchillo para apuñalarlos y evitar ser mordido.

Luego de un par de escalofriantes minutos, finalmente el barco con sus compañeros llega hasta donde se encontraba y logran sacarlo al parecer sano y salvo del agua, junto con la pesca del día.

FUENTE

Comentarios

comentarios