Sin embargo, cuando empezó a escuchar el coro del éxito de Bruno Mars y Mark Ronson, Maddie se entusiasmó mucho más. Subió sus brazos y bailó el hit, de 2014, frente a sus familiares, mientras uno de ellos la grababa.
escuchar

El gusto de la pequeña por el estribillo Don’t believe me just watch, los divirtió. Finalmente, la canción acabó y ella, muy contenta, aplaudió.

Su tío Ethan Than divulgó el video en YouTube, y fue todo un éxito, pues se viralizó con más de 1 millón 500 mil reproducciones.

FUENTE