Saltó al agua desde 34 metros de altura ¡termina herido!

Ryan Szymanski saltó desde un acantilado en Vermont (Estados Unidos) e impactó con tal fuerza en el aguaque su rodilla derecha terminó con todos los tendones y ligamentos destrozados.

Ryan contó que solía hacer gimnasia y ‘freerunning’ (una modalidad del ‘parkour’ en el que se realizan acrobacias a través de las estructuras de una ciudad), pero como constantemente se lastimaba los hombros, decidió cambiar su estilo de vida y dedicarse al buceo, así como a los saltos en acantilados.

Fue así como llegó a Vermont, donde, además de destrozar su rodilla, terminó con morados “severos” en su cuerpo. Justo después del salto, el joven pensó que solo tenía un calambre, así que nadó hasta la orilla sin ayuda. De acuerdo con el medio, Ryan no se dio cuenta de que “algo estaba terriblemente mal” sino hasta que intentó ponerse de pie.

El joven también manifestó que si bien se sintió “abrumado” por la grave lesión que sufrió, al mismo tiempo se consideró “increíblemente afortunado” por tener los recursos para operarse y contar con amigos que lo ayudaron desde el principio a estabilizar su pierna.

Añadió que a pesar de que varios atletas vieron lo que le ocurrió, algunos de ellos decidieron lanzarse de ese acantilado, incluso con saltos mucho más difíciles.

FUENTE

Comentarios

comentarios