Se niegan a venderle pizza en el autoservicio por no ir en un vehículo, se va y regresa en uno de juguete

Un residente de Tamaulipas, al norte de México, se las ingenió para que lo atendieran en una pizzería durante la cuarentena.

Debido a la pandemia del COVID-19, muchos restaurantes han tenido que cerrar sus puertas, mientras algunos negocios logran mantener su actividad acatando estrictas restricciones para garantizar la seguridad de sus consumidores y empleados.

Este es el caso de la cadena estadounidense de pizzerías Little Caesars, que ofrece a sus clientes la opción drive-thru, que les permite ordenar y recibir el pedido a través de la ventanilla para vehículos, con la condición de ir dentro de un vehículo.

Un hombre de Reynosa, ciudad del estado de Tamaulipas, al norte de México, chocó con esta prerrogativa y tuvo que irse con las manos vacías al no haber hecho su pedido en auto. Sin embargo, según el testimonio de los internautas que lo grabaron y subieron las imágenes a las redes sociales, el hombre no se resignó y volvió al establecimiento en un coche de juguete. Esta vez, los empleados no pudieron rechazar su pedido.

Fuente

Comentarios

comentarios