Ella es TÉCNICAMENTE su propia HERMANA GEMELA

Nació con quimerismo y técnicamente es su propia hermana gemela.

Taylor Muhl, es una modelo que ya rebasa los 30 años de edad, pero no por ello deja de deslumbrar a quienes la ven posar, pues no se puede negar que cuenta con una hermosa belleza que la hace destacar.

Sin embargo, existe otro detalle que la vuelve aún más única: ella es su propia hermana gemela. Tal vez suene extraño, pero esto es cierto, y se debe a una extraña condición que posee desde que nació y lleva por nombre quimerismo.

The original photo from my @foxnews article _ Photo by @jimjordanphotography

Una publicación compartida por ᴛᴀʏʟᴏʀ ᴍᴜʜʟ (@taylormuhl) el

Al principio de su embarazo y sin saberlo, la madre de Muhl tenía dos óvulos fecundados en su vientre, pero, en algún momento, los dos se fusionaron, creando un feto con dos códigos genéticos completos, es decir, dos hebras de ADN completamente separadas, ¿el resultado? Que Taylor Muhl es una quimera.

Algunos de los rasgos únicos que posee son dos sistemas inmunológicos (uno de ella y otro de su hermana), dos torrentes sanguíneos en su cuerpo y, lo que más destaca, una línea en su estómago, que divide a un lado con un tono más oscuro que el otro.

Como su sistema inmune está siempre luchando para expulsar al otro, da como resultado problemas autoinmunes, erupciones y una variedad de alergias superior al de una persona promedio.

La modelo decidió revelar su condición hace poco, ya que también se acaba de enterar de ello. Narra que su madre se cuidó bastante bien durante el embarazo, pero, después de nacer y ver la marca en su estómago, se preocupó, aunque al final, al ver que no había mayores complicaciones, la trataron como una “marca de nacimiento”.

Fue hasta que estuvo en ballet, entre los 8 y 10 años, que Taylor se percató de que su marca no era normal y al cuestionar a su madre, esta le dijo que eso la hacía especial. Pero en su interior, siempre supo que en realidad ella era una gemela.

A los 6 o 7 años, dice, preguntó a su mamá si ella en realidad era una gemela o si no tuvo otro bebé cuando nació. Un cuestionamiento que vino de la nada y que dejó preguntando a su madre durante varios años ¿de dónde viene eso?

Ya en su adolescencia, empezó a enfermarse y tener problemas autoinmunes, siendo sensible a los alimentos y medicinas. Es alérgica a las picaduras de insectos en un lado de su cuerpo, pero en el otro no, de igual forma, tiene perforado el ombligo y puede usar cualquier joya en el lado de “su hermana” (el oscuro), pero en el suyo solo puede colocar oro blanco sin que le provoque una reacción en la piel.

Fue años después, que un médico finalmente la diagnosticó con quimerismo, lo cual no fue nada sencillo, pues las personas que sufren de esta condición tienen diferentes problemas y síntomas, lo que dificulta el diagnóstico.

FUENTE

Comentarios

comentarios