La historia del pitbull que no para de sonreír

Brinks, el pitbull fue encontrado hace 12 años cuando tenía tan solo 10 meses y desde entonces no ha dejado de mostrar su agradecimiento.

PitbullEl sonriente pitbull tiene una cuenta de Instagram, donde ha ganado más de 23 mil seguidores de todo el mundo que disfrutan ver las publicaciones en las que aparece con una tierna sonrisa.

Durante varios meses Jon estuvo pegando carteles en los árboles y buscando anuncios de perros perdidos, pero finalmente se rindió y decidió adoptar a Brinks. Ahora era parte de su familia. Eso fue hace 11 años y desde entonces no ha dejado de sonreír.

Jon lo encontró caminando solo en las calles de Brooklyn, Nueva York, y decidió acogerlo hasta que su familia apareciera, pero después de un mes de espera tomó la decisión de adoptarlo y darle una mejor vida.

Lo más sorprendente es ver cómo Brinks sonríe como un humano en respuesta a las situaciones que disfruta. Sonríe cuando le dan premios, cuando alguien lo saluda, en la mañana y cuando está durmiendo”, dijo el hombre a Bored Panda.

PitbullHoy, 12 años después, sigue siendo un perro lleno de amor y agradecimiento hacia los humanos que le dieron una segunda oportunidad.

Jon explicó que Brinks sonríe cuando o saludan por las mañanas y cuando está durmiendo. “Él sonríe cuando monta en coche, cuando está al sol y siempre, es feliz”.

Puedes ver un montón de fotos de este precioso Pit bull en su cuenta de Instagram: @smilingbrinks.

Fuente

Comentarios

comentarios