Se alimentó durante 8 meses con 3 manzanas diarias

Victoire Maçon Dauxerre

No es una modelo más. Desde los 18 años fue prácticamente empujada hacia la anorexia a cambio de ser una top model. La obsesión por adelgazar le llevó, durante ocho meses, a alimentarse solamente de tres manzanas diarias. Nada más. Solo un poco de pollo o pescado una vez por semana. Consiguió su objetivo, pero su salud dijo basta.

En una entrevista concedida a la agencia AFP el pasado mes de enero, Maçon denunciaba que “no puede imponerse un cuerpo enfermo como ideal de belleza porque es criminal”. A sus 23 años, es plenamente consciente de que su meteórica carrera, todos esos desfiles para los mejores diseñadores en pasarelas como Nueva York, Milán o París, no vale para nada si tu frecuencia cardíaca habitual está al borde de la muerte.

“Tenía el pulso extremadamente débil, perdía pelo, tenía osteoporosis y no tenía ni la regla”, reconoció. Hace cinco años que abandonó los estudios para cumplir un sueño que terminó en la peor de sus pesadillas. “Cuando ves un tono verde en tu cara, te das cuenta muy rápido de que tienes un problema”.

modelo2

 

Su objetivo ahora es concienciar para que ninguna chica se vea en su situación. Aunque las nuevas leyes como la francesa sobre masa corporal sean una garantía para la salud de las modelos, queda mucho trabajo por hacer. Ella sabe lo que es ser obligada a entrar en una talla 32-34. Sabe lo que significa adelgazar y verse cada día más gorda. Sabe lo que es la autodestrucción.

Por eso abandonó. Ahora, desde su talla 38 (ahora pesa 54 kilos, siete más que cuando desfilaba), denuncia la hipocresía y la “ley del silencio” del mundo de la moda.

En su libro Jamás demasiado flaca. Diario de una top model, cuenta, entre otras cosas, lo impactante que era ver a las modelos engañarse a sí mismas, comiendo frente a las cámaras para después ir a vomitar tras el desfile, o presenciar desmayos por inanición en medio de un montón de comida que solo era para los fotógrafos.

Está segura de que las modelos actuales dirán que miente porque no lo pueden dejar, pero su lucha no ha hecho más que empezar.

Fuente

Comentarios

comentarios